Batalla de las Carolinas en el Duke's Mayo Bowl
College

Mayo Bowl: La previa de la «batalla de las Carolinas»

El día de mañana a las 11:30 hora del Este se disputará el Duke’s Mayo Bowl entre South Carolina y North Carolina en la denominada “Batalla de las Carolinas”. Estuvimos en la conferencia de prensa prepartido de hoy entrevistando a ambos entrenadores y a múltiples jugadores de cada equipo. En esta nota haremos un repaso de sus declaraciones más destacadas.

Covid y suspensiones de bowls de cara al Mayo Bowl

El primero al micrófono fue el Head Coach de South Carolina, Shane Beamer, quien sostuvo que “es preocupante y es una pena por todos esos equipos que trabajaron tanto que no puedan disputar su bowl”. Su contraparte, Mack Brown, se sumó a estos dichos y afirmó que es algo que odia por todos los coaches y fans, pero principalmente por los jugadores y el sacrificio que realizaron. En este sentido declaró haberle dicho a su equipo que todo lo que pueden controlar es a ellos mismos, así que no deben ser la razón por la que no puedan jugar. Por último, sostuvo que, en caso de tener positivos, el equipo médico será el encargado de determinar que no es sano para los jugadores disputar el encuentro, ya sea por no contar con la suficiente cantidad de jugadores en una posición o alguna otra razón.

Sobre este tema también declaró el destacado LB de North Carolina, Jeremiah Gemmel, quien afirmó haber estado nervioso por lo sucedido, principalmente con el Holiday Bowl entre UCLA y NC State, cancelado minutos antes del juego. Sin embargo, transmitió tranquilidad y declaró que “estamos concentrados en lo nuestro, hemos hecho un buen trabajo con el covid a lo largo de estos 2 años y saber eso nos da tranquilidad, sabemos que si alguien jugará un juego en esta Bowl Season que estamos teniendo será North Carolina”.

Otro LB de los Tar Heels, Tomon Fox, se sumó a los dichos de su compañero y declaró: “Sí, he estado ansioso. Pero lo más importante para nosotros es mantenernos concentrados, no queremos relajarnos”. 

Al ser consultado sobre si se comunicó con Mack Brown para saber sobre cómo estaban sobrellevando la situación, Shane Beamer afirmó no haberlo hecho. “Pensé en llamarlo un par de veces para preguntarle cómo estaban con sus cosas”, declaró, “la última vez que hablé con él fue anoche, pero tenemos muchos vínculos personales y muchos miembros de ambos staffs se conocen entre sí, por lo que hablamos de eso”.  Para concluir el tema dijo que competitivamente no le gustaría compartir información, ya que no cree que sería inteligente. “Estamos en buena forma y entusiasmados por los jugadores que llevaremos al campo mañana”, concluyó.

Sobre el mismo tema, el campeón nacional como Head Coach de Texas Longhorns en 2005 sostuvo: “No hay comunicación entre los programas en cuanto al estado del roster y el covid, si la hubiera sería una comunicación médica. No sé nada sobre el estado de South Carolina.

Para concluir el asunto, Mack Brown hizo una reflexión sobre las suspensiones de Bowls y todo lo que esto implica. En primer lugar considera necesario tener guías más claras sobre qué hacer en casos de suspensión de juegos, ya que considera que no es justo para “entrenadores, fans, jugadores, ni nadie”. Incluso declaró que es muy injusto para la televisión, mundo del cual fue parte por 5 años. Por último afirmó que “no pensamos en qué pasaría si no se juega. Debo coachear un partido y debo sentir que jugamos, si estoy pensando en cualquier cosa les voy a terminar transmitiendo eso a los chicos porque soy muy directo con ellos. Planeo coachear en el juego y jugar el juego”. Al afirmar que ya no habrá más testeos de aquí al comienzo del juego y ser consultado sobre los positivos informó que los doctores les recomendaron no declarar públicamente los casos de covid, pero sí declaró que “es mínimo y casi nada”.

Sobre South Carolina

Shane Beamer y su staff de coacheo se hicieron cargo de los Gamecocks esta temporada y, luego de dos temporadas perdedoras consecutivas, logró devolver a South Carolina a la Bowl Season para disputar este Mayo Bowl con marca de 6-6.

Los jugadores de North Carolina que se hicieron presentes en la conferencia fueron consultados sobre su rival y todos destacaron facetas distintas de su juego. En cuanto a la ofensiva, Tomon Fox remarcó la fortaleza de su juego terrestre y su marcado uso del personal 12 (1RB, 2TE). Mientras que Jeremiah Gemmel resaltó que lo que hace muy buena a su ofensiva son sus conceptos de rutas, los cuales describió como basados en la NFL. “Creo que eso los diferencia de la mayoría de los equipos que enfrentamos. Creo que el único equipo que enfrentamos con conceptos de rutas basados en NFL fue Notre Dame, así que ese ha sido el mayor énfasis en la semana”. 

En lo que se refiere a la defensiva, la cual ha forzado 24 entregas de balón a lo largo de la temporada y es de las mejores de la nación en la categoría, el destacado mariscal de UNC, Sam Howell, afirmó que “hacen un buen trabajo en defensa, tienen jugadores muy talentosos, están muy bien coacheados, no tienen demasiados errores ni coberturas fallidas. Tienen un muy buen entendimiento del juego y de lo que están haciendo”. Para concluir, el séptimo pasador con más yardas en la historia de la ACC (necesita sólo 90 yardas para superar tanto a Trevor Lawrence como a Deshaun Watson), sostuvo que “South Carolina es un programa que merece ser bueno, y el Coach Beamer los llevará hacia allí”. 

Sobre los cambios realizados por el nuevo staff de coacheo fueron consultados jugadores de ambos equipos. Por el lado de los Gamecocks, el OL Jovaughn Gwyn sostuvo que, si bien hubo ciertas exigencias al determinar los roles y funciones de cada jugador en el equipo al comenzar la temporada, la ofensiva no cambió demasiado a lo largo de la temporada.

Por el otro lado, el RB Ty Chandler, quien los enfrentó la temporada pasada como jugador de Tennessee, sostuvo que sí ha notado cambios y que considera emocionante ver videos del partido anterior y ver qué cosas cambiaron. Destacó principalmente su fortaleza al frente y afirmó que cuentan con una gran línea defensiva y cuerpo de LBs. “Es un desafío emocionante para nosotros y estoy emocionado por la oportunidad”, declaró.

Sobre Sam Howell

Uno de los jugadores más destacados a tener en cuenta en este Mayo Bowl será Sam Howell, el mejor mariscal en la historia de la universidad y líder histórico de los Tar Heels tanto en yardas aéreas como en pases de touchdown además de en ofensiva total y anotaciones generadas.

Sobre él hubo preguntas en primer lugar para Shane Beamer, quien lo destacó como un gran competidor. Sostuvo también que, además de ser un gran pasador, no se había dado cuenta hasta estudiarlo en video de cuán buen corredor es y de cuántos tackles rompe. “Es muy talentoso corriendo el balón y es un ganador. Tiene muchas repeticiones encima. Es un gran desafío”, afirmó Beamer, quien también destacó a la línea ofensiva, a los corredores y a Josh Downs al calificar a la ofensiva de los Tar Heels como “muy explosiva”.

Tomon Fox también habló sobre Howell y rememoró aquel primer juego ante South Carolina en 2019: “Noté que tenemos un verdadero competidor, dispuesto a hacer todo por ganar el juego”. También destacó la resiliencia de su mariscal y declaró que no le sorprende para nada que quisiera seguir jugando tras la lesión sufrida ante Pittsburgh.

Ty Chandler también tenía halagos para su mariscal, y sostuvo que “cuando llegué no sabía el tipo de corredor que era Sam Howell, sabía que era un gran jugador y un gran líder para este equipo”. Por último remarcó que hace un gran trabajo y lo positivo que ha sido jugar con él y aprender de él. 

Sam Howell en su debut ante South Carolina en 2019 (Travis Bell/SIDELINE CAROLINA)

La revancha

El 31 de agosto de 2019 South Carolina y North Carolina inauguraron sus calendarios enfrentándose en el mismo escenario en el que lo harán en este Mayo Bowl, el Bank Of America Stadium. Sobre ese juego fueron consultados referentes de los Tar Heels. Jeremiah Gemmel afirmó no haber caído todavía en la cuenta de que será su último juego, “siempre me cae la ficha cuando está por suceder”. Además definió al hecho de que tanto su primer juego como titular como su último juego sean en Charlotte como  un círculo completo.

Sam Howell declaró que es algo muy especial y que obviamente hay muchas diferencias respecto al primer juego. “Te puedes dar cuenta por el tamaño, son un equipo grande. No sé cómo compararlos con aquel equipo, eran un equipo muy físico, tal vez eso tenga que ver con que era mi primer juego universitario. Pero será un gran desafío”, concluyó.

Lo que viene

Tal vez el cruce más interesante para ver en este Mayo Bowl será el que enfrente al All-SEC CB Jaylan Foster con el All-ACC WR Josh Downs, quien rompió esta temporada los récords de su universidad para mayor cantidad de yardas y de recepciones en una misma temporada. Le preguntamos a Foster sobre sus expectativas de cara a este duelo y nos dijo que “es un receptor muy talentoso y debemos estar concentrados y saber dónde está todo el tiempo”.

Foster tiene un gran futuro por delante y no pasará del segundo día en el próximo Draft de la NFL. Al ser consultado sobre su futuro afirmó que luego del Mayo Bowl pasará unos días con su familia y luego irá a entrenar y encargarse de todo lo relacionado al Draft en cuanto vaya surgiendo. “A medida que progresó la temporada me dejó sin palabras, es un sueño de la niñez el ser capaz de ponerme en una posición para ser seleccionado en el Draft, y poder hacerlo realidad es un sentimiento increíble. Debo seguir trabajando, todavía no he terminado”, declaró el defensivo. 

Pero Foster no quiere quitarle las esperanzas a la fanaticada Gamecock y, luego de asegurar que todos los integrantes de la secundaria son jugadores talentosos que anularán a muchos receptores en el futuro, mencionó a Isaiah Norris como jugador que no se ha mencionado demasiado y debería ser considerado como heredero en la posición una vez que él abandone el equipo.

El WR Josh Vann también habló sobre su futuro y declaró mantener todas las cartas sobre la mesa, ya que aún no quiere tomar esa decisión y verá cómo va este juego. “Tuve un gran año, estoy concentrado en el juego de mañana y mantengo todas las opciones sobre la mesa”. En este sentido, declaró que la decisión ya no recae sólo sobre él y que, como padre de una hija, debe pensar en si “ir a la liga para proveer o volver a estudiar”. Sostuvo no haber escuchado demasiado sobre él en cuanto al Draft, y que intenta mantener profesional aquello que sí escucha, ya que “son muchas cosas sobre la mesa e intento no tener demasiado en la cabeza y mantenerme concentrado en el partido”.
Para concluir, afirmó que él y sus compañeros consideran ser el mejor cuerpo de receptores de la nación.

Por el otro lado, Ty Chandler, quien anotara 13 touchdowns por tierra esta temporada, afirmó que ha sido un gran año para él y que disfrutó su tiempo desarrollando relaciones con sus compañeros. “La gente dice ‘hermanos de por vida’ y realmente lo siento así. Fue una gran experiencia”, declaró en ese sentido.

Afirmó que trabajó mucho en su juego y que considera haber mejorado mucho, absorbiendo sabiduría y aprendiendo de sus compañeros en la sala de corredores. Declaró que su objetivo es llevar su juego al siguiente nivel y que lo que más ha desarrollado que lo ayudará en ese objetivo es la paciencia como corredor.

A Sam Howell, oriundo de Charlotte, se le consultó sobre la posibilidad de ser un Panther. Afirmó que nunca se sabe, pero que de ser ese el camino que elija, estará feliz de jugar para cualquier equipo. “Pero es lindo jugar en el Bank Of America”.

Balance del año y lo que significaría la victoria en el Mayo Bowl

Mack Brown declaró que este es un equipo que mejoró del principio al final de año. Cabe recordar que los Tar Heels comenzaron la temporada como el equipo número 10 de la nación en el Preseason AP Poll. Sobre esto Brown declaró que se tenían expectativas demasiado altas de cara al comienzo de la temporada, por lo que cambió la narrativa con sus jugadores y les dijo que en lugar de ser un año decepcionante, si ganan mañana será la primera vez que tengan 3 temporadas ganadoras consecutivas desde 1997 (en realidad lo lograron entre 2011 y 2013 pero bajo otros entrenadores). 

En cuanto a los Seniors declaró que “Siempre nos reunimos con los Seniors junto a Sally (su mujer) antes del último juego, nos reuniremos antes de la cena y básicamente les diremos gracias. Gracias a los Seniors el programa está en un mucho mejor lugar que cuando llegaron. Y agradecerles por no tomar el opt-out. Básicamente gracias por lo que hicieron, por creer en nosotros, por luchar por este por este programa y por hacerlo mejor de lo que era”, afirmó.

Shane Beamer habló sobre el “Mayo Bath”, la tradición de bañar en mayonesa al entrenador ganador del Mayo Bowl: “No es que me entusiasme mucho que se me lance mayonesa, pero si significa que hemos ganado el partido, será un buen problema que me gustará experimentar.”

Mayo Bowl: La previa de la «batalla de las Carolinas»

Más populares

To Top