NFL

Brock Purdy y los 49ers superan a Seattle

Foto: Thearon W. Henderson/Getty Images

El pasado sábado 14 de enero se inauguraron los playoffs de la NFL con el apasionante duelo entre los San Francisco 49ers y los Seattle Seahawks. Al ser rivales divisionales ya se habían enfrentado dos veces en la temporada, y en ambos partidos fueron los 49ers los que se quedaron con la victoria. Además, San Francisco llegaba a la ronda de comodines con un récord de 13-4, habiendo ganado los últimos diez partidos de la temporada. Por otra parte, Seattle se había metido a la postemporada por la ventana, tras una victoria en overtime frente a los Rams y una victoria de los Lions frente a Green Bay en la última semana que dejaba a los Packers sin posibilidades.

El primer cuarto fue dominado por los 49ers, forzando dos three-and-out en los dos primeros drives de Seattle. Un gol de campo de Robbie Gould rompió el cero y luego una fantástica corrida de Christian McCaffrey de 68 yardas colocó a San Francisco en zona roja para minutos más tarde anotar el primer touchdown de los playoffs.

Fue en el segundo parcial cuando los Seahawks se despertaron y pudieron finalmente sumar puntos en el marcador. Primero, a través un TD por tierra tras un largo drive que permitió a Seattle ponerse en partido. Más adelante y tras un nuevo gol de campo de San Francisco, una bomba de Geno Smith para DK Metcalf de 50 yardas culminó con un nuevo touchdown para que los Seahawks superasen momentáneamente a los 49ers. Un gol de campo por lado ponía arriba a Seattle 17-16 al llegar el entretiempo.

Hubo que esperar hasta la segunda mitad para que San Francisco desatase toda su furia, despachándose con 25 puntos sin respuesta en los dos últimos cuartos y poniéndole punto final al partido y a la temporada de su rival divisional. La principal ventaja de estos 49ers es la profundidad que tienen. Con jugadores como Christian McCaffrey, Deebo Samuel, George Kittle o Brandon Aiyuk son pocas las defensivas que pueden emparejar a estas estrellas con jugadores de alto nivel. 

Además, San Francisco cuenta con uno de los mejores novatos del año: Brock Purdy, cuya aparición tardó en llegar ya que era el QB3 del roster. Sin embargo, el jugador elegido con la última selección del draft debió demostrar que le da la talla para ser de élite cuando Trey Lance y Jimmy Garoppolo, los mariscales restantes del equipo, se vieron afectados por lesiones, y vaya si lo hizo. En todos sus partidos como titular durante la temporada, los 49ers no conocieron la derrota, y Purdy pasó para 1098 yardas aéreas con 11 TD y tan solo 2 intercepciones. Su debut en postemporada no fue la excepción, logrando 332 yardas, 3 touchdowns y ninguna entrega de balón.

En la vereda de enfrente se encontraba otro QB que sorprendió durante el 2022, Geno Smith. Tras la salida de Russell Wilson de Seattle, poco se esperaba de su sucesor, y finalmente logró meter a los Seahawks a playoffs rompiendo records de la franquicia en el camino. Sus 4282 yardas por aire y 30 touchdowns le valieron para ser seleccionado al pro bowl por primera vez en su carrera. Además, tras años de carrera, se dio el lujo de debutar en playoffs, y no lo hizo nada mal. Smith logró 253 yardas, 2 TDs, 1 intercepción y 71% en pases completados, pero no fueron suficientes, finalizando así su gran campaña.

Geno Smith tuvo una sólida actuación en su debut en la postemporada. Foto: Michael Zagaris/Getty Images

Otra de las claves para la victoria de San Francisco fue la defensa terrestre para frenar a una de las figuras de Seahawks como lo es Kenneth Walker, permitiéndole 63 yardas en 15 acarreos, además de lograr que no consiga ninguna corrida de 10 yardas o más. A quien no pudieron frenar, sin embargo, fue a DK Metcalf, que demostró un gran nivel siendo el principal objetivo de Geno Smith. Las 136 yardas aéreas del WR y sus dos touchdowns fueron esenciales para irse con ventaja al entretiempo y mantener la ilusión.  

Tras este partido la temporada de los Seahawks llega a su fin, tal vez no de la mejor manera pero el proceso a lo largo de la campaña fue muy positivo y todavía cuentan con el quinto pick para el próximo draft. A eso hay que sumarle la brillante aparición de los novatos Kenneth Walker y Tariq Woolen, que se incorporaron de manera brillante al roster y tuvieron una amplia mejora individual.

Los San Francisco 49ers avanzan a la ronda divisional, donde harán de locales otra vez y enfrentarán al ganador entre Tampa Bay y Dallas, partido que se define este lunes por la noche. Son actualmente uno de los equipos con mejor forma y eso se demuestra en el juego y en los resultados. Los de la bahía, encabezados por un fantástico QB en Brock Purdy, sueñan con levantar el lombardi una vez más, y ese sueño está cada vez más cerca de hacerse realidad.

Brock Purdy y los 49ers superan a Seattle

Más populares

To Top