NFL

¡Buccaneers Campeones!

Los Tampa Bay Buccaneers jugaron un partido perfecto en todas las líneas y se llevaron el Super Bowl LV por 31-9. La defensa de Todd Bowles contuvo a su rival a tan solo 9 puntos, sin una sola visita a la zona de anotación. Mientras tanto, el costado ofensivo liderado por Tom Brady se mantuvo sin errores e hizo pagar caro los desaciertos de la defensa de los Chiefs.

La gran incógnita previa al partido era si los Buccaneers podrían seguir el ritmo ofensivo de los Chiefs. Si la defensa sería capaz de contener a Kansas a menos de 30 puntos para tener una chance de ganarlo. Nunca nadie se imaginó que pasarían 60 minutos de juego sin que los Chiefs puedan anotar de a 7. La tarea de toda la unidad defensiva del campeón es para sacarse el sombrero. Borraron de la cancha a una ofensiva que parecía incontenible. El front seven de Tampa Bay hizo sentir las ausencias en la línea ofensiva de su rival y constantemente obligó a Mahomes a salir del bolsillo y lanzar incómodo.

Devin White (#45) y Jason Pierre Paul (#90) capturan a Patrick Mahomes (#15). (Patrick Smith/Getty Images)

La ofensiva de los Buccaneers jugó un partido de manual. Les costó entrar en ritmo en los primeros drives pero, una vez que lograron establecer el juego terrestre, destruyeron a la defensa de Kansas. Alternando entre carreras y jugadas de engaño lograron confundir a una unidad que se notaba perdida dentro del terreno de juego. Tampa Bay sacó a relucir todo su arsenal ofensivo y con Brady en los controles hicieron lo que quisieron durante gran parte del juego. A medida que su ventaja crecía y el tiempo se agotaba, aprovecharon la desesperación de Kansas para manejar el reloj.

Por el lado de Kansas hay que destacar el partido de Patrick Mahomes. En un equipo que se vio ampliamente superado se las ingenió para mostrar todo su talento. En especial en el último cuarto, cuando con el partido prácticamente definido nos regaló algunas jugadas extraordinarias que le dieron algún atractivo al cierre del encuentro. Sus estadísticas (26/49, 270 yds, 2 INT) dejan la sensación de que su partido no fue bueno. La realidad es que, con una línea que no pudo darle protección y un cuerpo de receptores que le soltó varios pases, no había mucho más que Mahomes pudiera hacer para mantener a su equipo en partido.

Mahomes y un intento de pase increíble (Getty Images)

Sin embargo, más allá de lo hecho por Mahomes, el QB que se lleva todos los flashes es el de Tampa Bay. Thomas Edward Patrick Brady Jr. No solo consiguió su 7mo anillo (más que cualquier franquicia de la liga) sino que también fue nombrado Jugador Más Valioso del Super Bowl por 5ta vez. Una vez más, Tom Brady hizo lo que mejor sabe hacer: ganar. No tuvo un solo error y encima se dio el lujo de enmendar el que cometió su centro. Se lució en la primera mitad con dos pases de TD a Rob Gronkowski y uno a Antonio Brown. En el complemento acompañó el prolífico juego terrestre con pases certeros y seguros. El mejor de todos los tiempos.

La temporada 2020 de la NFL ha llegado a su fin. A pesar de las complicaciones por la pandemia, la liga se las arregló para llevar a cabo los 269 partidos. No hay dudas de que quedará en la historia como la temporada más bizarra de la historia. Se jugaron partidos todos los días de la semana, se introdujo un 7mo equipo por conferencia en postemporada, Nickelodeon transmitió un partido de playoffs y un equipo logró por primera vez en la historia jugar un Super Bowl como local. Todo esto sucedió mientras 32 franquicias competían por el trofeo Vince Lombardi. Lógicamente, solo una puede llevárselo. Esta vez fue el turno de los Tampa Bay Buccaneers.

Foto de portada: Mark J. Rebilas/USA TODAY Sports

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más populares

To Top