NFL

El tiempo es ahora para los Arizona Cardinals

(Photo por Norm Hall/Getty Images)

Luego de un decepcionante cierre de temporada, los Arizona Cardinals, en sus dos últimos partidos, pasaron de tener un lugar asegurado en los play offs a quedarse con las manos vacías. De cara a la nueva temporada, el equipo del joven coach Kingsbury ha sido uno de los más activos en el mercado, y sin duda buscará competir por un puesto a la postemporada.

Arizona tuvo un 2020 con muchísimos altibajos, empezando la temporada de forma brillante ganándole a San Francisco de visita, equipo que llegó al Super Bowl la temporada pasada, pero luego perdiendo partidos en donde era el favorito, como contra Detroit o los Patriots.

Dicho todo esto, la gerencia ha decidido darle una nueva oportunidad a Kingsbury, y Arizona ha puesto toda la carne en el asador esta pretemporada. Un récord de 8-8 no será suficiente para que el coach siga manteniendo su trabajo, el tiempo para demostrar que Arizona está listo para competir es ahora.

Tres grandes nombres nuevos

Los Cardinals sorprendieron a toda la NFL contratando al veterano tres veces ganador del premio al mejor jugador defensivo del año, JJ Watt, ya que muchos esperaban a que el jugador decidiera ir a un equipo con más aspiraciones de ser contendiente, como los Packers o los Bills.

Imagen por https://www.si.com/nfl

La decisión de traer a Watt a sus 32 años, revela que el equipo del desierto tiene la aspiración de convertirse en un “contender” esta temporada, ya que una contratación de tan alto costo ($31M por dos años) revela que los directivos confían en el plantel actual y están convencidos que el equipo está listo para competir en el salvaje oeste a corto plazo.

JJ Watt, quien se reencuentra con DeAndre Hopkins en Arizona, sumará experiencia y potencia a una línea defensiva que sufrió mucho en defender el juego terrestre la temporada pasada, y al mismo tiempo, volverá a los Cardinals uno de los equipos más peligrosos en capturas de quarterback. La dupla de los ocho veces pro bowlers Chandler Jones y JJ Watt será un dolor de cabeza para cualquier rival.

Imagen que revela las impresionantes estadísticas individuales en «sacks» por parte de Chandler Jones y JJ Watt desde el 2012. Imagen: https://bleacherreport.com

Asimismo, otra contratación importante que hicieron los Cardinals fue la del ex centro de Las Vegas Raiders y 3 veces pro bowler Rodney Hudson. El experimentado liniero ofensivo de 31 años llegó al equipo del desierto en un trade por una tercera ronda del draft del 2021. Hudson le brindará protección a Kyler Murray desde el centro y ayudará a fortalecer una línea ofensiva que permitió 27 sacks, los que pudieron ser muchos más de no ser por la movilidad y la capacidad de improvisar del joven quarterback.

Imagen: https://www.raiders.com/

Otra contratación importante fue la del veterano receptor AJ Green, que llega a los Cardinals luego de haber jugado y brillado por 10 temporadas en Cincinnati. Arizona necesitaba a un segundo receptor para quitarle un poco de atención a Hopkins, y en AJ Green obtienen unas manos seguras y una opción confiable para Murray. Por otra parte, si bien esta contratación en papeles parece sólida, Arizona toma un riesgo en traer a Green, quien está muy lejos de su mejor versión.

A sus 32 años AJ Green viene de tener la peor campaña de su carrera con los Bengals, con tan solo 532 yardas recibidas, y a esto hay que sumarle que el jugador se rompió los ligamentos del tobillo hace tan solo dos años, razón por la cual no jugó ni un partido de la temporada 2019.

Photo by Michael Hickey/Getty Images

Sobre los otros receptores que tendrá a su disposición Murray, se espera también que Christian Kirk, quien tuvo una buena temporada pasada, siga progresando, al igual que Andy Isabella, este último con mucho más que probar en esta nueva campaña.

Sobre la leyenda viviente del equipo, Larry Fiztgerald, todavía no hay reportes de que ya haya jugado su última temporada, sin embargo, hay especulaciones y rumores que indican que el receptor colgará los botines y los guantes y no jugará su temporada 18 con el equipo del desierto.

Lo que sí es una realidad, es que Larry, a sus 37 años ya no está ni cerca de lo que alguna vez fue, y si bien puede seguir contribuyendo en el terreno de juego, los otros receptores del equipo han obtenido más yardas y más touchdowns que la leyenda de los Cardinals. Haya jugado su última temporada o no, Fitzgerald ya es un ícono no solo para el club, sino para toda la NFL, y es sin duda un futuro salón de la fama.

Imagen: https://www.piodeportes.com/

Otros movimientos importantes

Arizona se encargó de encontrar el reemplazo del esquinero Patrick Peterson, luego de bajar notablemente su nivel, en Malcolm Butler. El ex jugador de los Titans formará dupla con Byron Murphy, quien fue uno de los mejores jugadores defensivos la temporada pasada. Se espera que Arizona seleccione a un esquinero defensivo en este draft, y de ser así los Cardinals ya tendrían la posición cubierta con tres buenas opciones.

El equipo pudo traer de vuelta en la agencia a jugadores como Markus Golden, quien la campaña pasada ayudó a mejorar la defensa del equipo y Kelvin Beachum en la línea ofensiva. Asimismo, se contrató al legendario pateador de los Detroit Lions, Matt Prater, y Arizona por fin tendrá un pateador confiable que reemplace a Zane Gonzales, quien la temporada pasada hizo sufrir a más de un fan de los Cardinals costándole puntos importantes al equipo.

Tiempo de dar un gran salto para Kyler Murray

Photo by Norm Hall/Getty Images

Habiendo sido seleccionado primero del draft por los Cardinals en 2019, Kyler Murray ha demostrado en dos temporadas de lo que es capaz. Capacidad para improvisar, pies rápidos, movilidad y precisión en pases largos y cortos son las cualidades que distinguen a Murray de otros quarterbacks, quien ha demostrado que su pequeño tamaño a comparación de otros jugadores de su posición no es una limitación, es más bien un arma letal.

Kyler obtuvo más yardas de pase a comparación de su año como rookie (3,971 yardas), más touchdowns de pase (26 TD en total), más yardas en acarreo (819 yardas) y más touchdowns terrestres (11 TD en total). Sin embargo, Murray tendrá que dar un paso más para llevar a los Cardinals a un nuevo nivel.

Estadísticas de Kyler Murray en la temporada 2020

Ya siendo su tercer año al mando, Murray ha ganado química con sus receptores, en especial con su principal objetivo, DeAndre Hopkins, a quien le lanzó 115 pases en total, obteniendo 1,407 yardas recibidas en la campaña.

Esta química tiene que demostrarse en el terreno de juego. Kyler tendrá que demostrar todo su talento en situaciones adversas, las cuales fueron una debilidad para él la campaña pasada. Arizona perdió partidos en donde dominó, ya por un mal manejo del reloj y por optar por jugadas equivocadas, en estos puntos tiene una responsabilidad importante el coach Kingsbury, quien tiene que demostrar esta temporada que si es el hombre correcto para el puesto.

Si bien la campaña pasada Murray mejoró notablemente, también hay que señalar que hubieron diversos partidos y diversas situaciones en donde tuvo un flojo rendimiento. Un claro ejemplo de esto se dio en la fecha 3, cuando los Cardinals recibían a los Lions, y en lo que parecía iba a ser una fácil victoria se convirtió en una amarga derrota luego de que Murray lanzó tres intercepciones.

Kyler Murray debe dejar atrás esta irregularidad, y ser clínico en momentos importantes para que el equipo mejore. Ya en su tercer año, el joven quarterback tendrá que dar un paso más en su carrera, y es de esperarse que esté en la lista de muchos para competir por el premio de MVP si esto sucede. Las armas y el talento están, es hora de que Kyler lo demuestre.

Un obstáculo clave: La división más dura de la NFL

Imagen: https://clutchpoints.com/

Si los Arizona Cardinals pertenecieran en cualquier otra división de la NFL seguro serían o los favoritos a ganar o a quedar en el segundo lugar; sin embargo, jugar en la salvaje división NFC West, sin duda la conferencia más dura de la liga, deja una incertidumbre clara sobre en qué puesto puede a quedar Arizona.

La conferencia tiene cuatro equipos listos para competir, comenzando por el equipo de Los Ángeles, los Rams, quienes tienen quizás la mejor defensiva de la liga, liderada por el ganador al mejor defensa del año, Aaron Donald. Los Rams acabaron segundos en la conferencia la temporada pasada, pero este año apuntan a superar su marca de 10-6. Matthew Stafford, uno de los quarterbacks más sólidos y precisos buscará llevar a la ofensiva del equipo a otro nivel, quienes finalmente dejaron ir al inconsistente Jared Goff.

Por otra parte, Russell Wilson sigue siendo un quarterback top 5, y  se encamina a su décima campaña con los Seattle Seahawks. El equipo terminó primero en la división la temporada pasada, con un récord de 12-4, y si bien no lograron fortalecer del todo su floja línea ofensiva, tan solo contratando a Gabe Jackson para proteger a Wilson, sigue contando con jugadores que pueden causar muchísimo peligro, en especial en sus dinámicos receptores DK Metcalf y Tyler Locket. Se espera que los halcones marinos sean un equipo de playoffs esta nueva temporada.  

Por último, están los para algunos olvidados San Francisco 49ers, equipo que sufrió muchísimo la lesión de jugadores importantes la campaña pasada, lesiones que le impidieron competir en la conferencia al equipo que un año antes fue finalista del Super Bowl. El equipo del gran estratega Kyle Shanahan sin duda levantará su nivel esta próxima campaña, y otro punto a tomar en cuenta es que el equipo ahora cuenta con la selección número tres del próximo draft, con la cual se espera que elijan a su quarterback del futuro.

Y ahora la pregunta es: ¿Están listos los Arizona Cardinals para competir en esta dura división? Si el equipo afronta de manera positiva estos tres puntos, por supuesto que sí: El buen desempeño de las nuevas incorporaciones, un paso al siguiente nivel del quarterback Kyler Murray y un mejor nivel de coaching y de decisiones de Kliff Kingsbury.

Si los Cardinals saben manejar esos tres aspectos, por el nivel del plantel y su experiencia, tranquilamente pueden dar un salto esa nueva temporada y convertirse en un verdadero equipo contender, no solo a la conferencia, sino al Super Bowl. Todo está en la cancha del equipo del desierto, el cual esta campaña tendrá que demostrar que realmente son cosa seria, el tiempo es ahora.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más populares

To Top