Marshawn Lynch
EZ Legends

EZ Legends: Marshawn Lynch

Uno de los jugadores más carismáticos en la historia de la liga, un corredor con un estilo inolvidable y autor de una de las mejores jugadas que ha dado el deporte, oriundo de California, Marshawn Lynch.

Nacido y criado en Oakland, Lynch asistió a Oakland Tech High School, donde supo ser una estrella en baloncesto, lucha y pista. Sin embargo, aquello en lo que más se destacó fue el football americano. A lo largo de su carrera en High School jugó como defensive back, quarterback, wide receiver y linebacker, pero siempre resaltó como corredor. En la temporada 2003 acumuló 1722 yardas terrestres y 23 anotaciones en sólo 8 juegos de temporada regular para luego sumar otras 375 yardas y 10 anotaciones en dos partidos de postemporada. Semejantes logros le valieron ser el segundo mejor recluta en la posición de corredor en la clase de 2004, sólo por detrás de Adrian Peterson. El 8 de julio de ese año se comprometió a jugar para los California Golden Bears.

En su primera temporada en la universidad tuvo la suerte de tener a Aaron Rodgers como su QB y juntos lograron una temporada histórica para la universidad al culminar con un récord de 10-2, con sus únicas dos derrotas llegando ante el eventual campeón nacional USC y ante Texas Tech en el Holiday Bowl. Aun siendo el segundo corredor del equipo detrás del All-American J.J. Arrington, Lynch logró 10 anotaciones. 

En 2005 los Golden Bears terminaron la temporada con un récord de 8-4 y una victoria en el Las Vegas Bowl, del cual Lynch fue nombrado MVP luego de conseguir 194 yardas y 3 anotaciones en 24 acarreos. El corredor terminó la temporada con 1246 yardas y 10 anotaciones por la vía terrestre.

En 2006, su última temporada con California, Lynch superó las 100 yardas en 8 de sus 13 juegos, terminó la temporada con 1684 yardas y 15 anotaciones totales, fue nombrado jugador ofensivo del año de la Pac-10 tanto como al primer equipo All-American y su equipo obtuvo el título de la conferencia además de una victoria ante Texas A&M en el Holiday Bowl.

Marshawn Lynch conduce un carro de lesionados en el terreno de juego en California.
Marshawn Lynch conduce un carro de lesionados por el terreno de juego luego de una victoria ante Washington Huskies.

Luego de una prolífica carrera universitaria, Marshawn Lynch se declaró para el Draft 2007 de la NFL, donde fue seleccionado con la decimosegunda selección global por los Buffalo Bills.

En su temporada de novato, y a pesar de haberse perdido 3 partidos por una lesión, Lynch logró alcanzar las 1115 yardas terrestres y anotar 7 touchdowns. Esto le alcanzó para ser nombrado al equipo All-Rookie de la temporada.

En su segunda temporada alcanzó las 1336 yardas totales y 9 anotaciones. Además, como reemplazo del lesionado RB de Titans Chris Johnson, fue nombrado al primer Pro-Bowl de su carrera.

En 2009 Marshawn Lynch fue arrestado en Culver City, California por llevar un arma en su auto, considerado un crimen en el estado. Esto le costó una suspensión de tres juegos y la eventual pérdida de la titularidad a manos de Fred Jackson. Lynch culminó la temporada con 450 yardas terrestres y dos anotaciones.

El corredor sufrió un esguince de tobillo en el partido inaugural de la pretemporada 2010, pero se recuperó a tiempo para el comienzo de la temporada regular y disputó cuatro partidos con Buffalo antes de ser enviado a Seattle a cambio de una selección de cuarta ronda en el Draft 2011 y una selección condicional de quinta ronda en el Draft 2012.
Durante el remanente de esa temporada regular acumuló 573 yardas y 6 anotaciones con Seattle, pero lo importante llegó en la postemporada. En el primer juego de playoffs de su carrera, Lynch consiguió la que luego sería reconocida por la NFL como la decimotercera mejor jugada en la historia del deporte, el “Beast Quake”, un acarreo en el que rompió 9 tackles para lograr una anotación de 67 yardas que encaminaría la victoria ante los campeones reinantes New Orleans Saints.

En 2011, luego de superar sus marcas personales tanto en yardas como en anotaciones terrestres con 1204 y 12 respectivamente, Lynch fue nombrado al segundo Pro-Bowl de su carrera en reemplazo de Frank Gore.
Luego de ser nombrado por sus pares como el 94to mejor jugador de la liga en la entrega anual del Top-100, Marshawn Lynch firmó una extensión de contrato de 4 años por un total de $31 millones con los Seahawks.
Durante el juego ante los Philadelphia Eagles el primero de diciembre se pudo observar a Lynch comiendo confites “Skittles” para celebrar un touchdown. Los fanáticos de Seattle luego comenzarían a lanzar estos confites al terreno de juego luego de cada una de sus anotaciones y “Beast Mode” recibiría un suplemento equivalente a dos años de Skittles. Firmaría luego un contrato oficial de patrocinio con las golosinas en 2014.

“Beast Mode” tendría la mejor temporada de su carrera en 2012 en cuanto a lo estadístico. Fue nombrado al primer equipo All-Pro y al Pro-Bowl luego de acumular 1786 yardas y 12 anotaciones totales (1590 yardas y 11 anotaciones por tierra) y luego consiguió 132 yardas y una anotación en la victoria en postemporada ante los Washington Redskins. Fue nombrado el 24to mejor jugador de la liga en el Top-100 de esa temporada.

La temporada 2013 sería aun mejor que la anterior para Marshawn Lynch. Fue nombrado al Pro-Bowl por cuarta ocasión en su carrera y tercera consecutiva luego de acumular 1573 yardas y 14 anotaciones totales (1257 yardas y 12 anotaciones terrestres) y liderar la liga en touchdowns por la vía terrestre. Pero ninguno de estos logros se asemeja a lo que haría en esa postemporada. Consiguió 140 yardas y dos anotaciones en la victoria ante los Saints por la ronda divisional, 109 yardas y una anotación en el campeonato de la NFC ante los 49ers y una anotación en el Super Bowl XLVIII, en el que su equipo venció 43-8 a los Denver Broncos. Fue elegido el 14to mejor jugador de la NFL en aquella edición del Top-100.

En 2014 tuvo el acarreo más largo de su carrera en una impresionante anotación de 79 yardas ante los Arizona Cardinals que sería luego bautizada como el “Beast Quake 2.0”. Lynch culminó la temporada con 1673 yardas y 17 anotaciones totales (1306 yardas y 13 anotaciones terrestres, esta última su mejor marca personal) y nuevamente lideró a la liga en acarreos de touchdown. Fue nombrado al Pro-Bowl por quinta y última vez en su carrera tanto como al segundo equipo All-Pro.
En el campeonato de conferencia ante los Green Bay Packers tuvo posiblemente el mejor juego de su carrera al obtener 183 yardas totales (157 por tierra) y dos anotaciones, todas ellas sus mejores marcas personales en postemporada.
En el Media Day del Super Bowl XLIX brindó una de las conferencias de prensa más recordadas de la historia al responder únicamente “sólo estoy aquí para no ser multado” a todas las preguntas que se le hicieron durante cinco minutos.
En aquel Super Bowl logró 102 yardas terrestres y una atrapada de 31 yardas, pero se recuerda aquel partido porque Russell Wilson lanzó una intercepción cuando su equipo perdía 28-24 faltando menos de 30 segundos para el final del encuentro. Lynch luego declaró que estaba esperando el balón previo a la jugada.

Lynch firmó una extensión de dos años por $24 millones con los Seahawks previo a la temporada 2015, durante la cual tuvo que operarse de una hernia que lo forzó a perderse nueve encuentros. Terminó la temporada con 417 yardas terrestres y anunció su retiro de la NFL.

En 2017, sin embargo, Marshawn Lynch decidió volver a su ciudad natal de Oakland para jugar con los Raiders. Los Seahawks lo intercambiaron, junto con una selección de sexta ronda, a cambio de una selección de quinta ronda en el Draft de 2018. “Beast Mode” acumuló 891 yardas terrestres en 15 juegos esa temporada.

En 2018 disputó seis juegos, totalizó 376 yardas terrestres y se retiró nuevamente de la NFL al final de la temporada.

Sin embargo tenía más por dar y volvería a Seattle para la última semana de la temporada regular 2019. Sumó 4 anotaciones en 3 juegos, incluyendo postemporada.

Luego de eso, y con 18 récords de la franquicia de Seattle a su nombre, anunciaría su retiro definitivo de la NFL.

A lo largo de su carrera “Beast Mode” tuvo los siguientes logros:
Super Bowl champion (XLVIII)
First-team All-Pro (2012)
Second-team All-Pro (2014)
5× Pro-Bowl (2008, 2011–2014)
2× NFL rushing touchdowns leader (2013, 2014)
NFL 2010s All-Decade Team
First-team All-American (2006)

EZ Legends: Marshawn Lynch

Más populares

To Top