EZ Stadiums

EZ Stadiums 7: Paul Brown Stadium

La imponencia de los estadios es uno de las razones que hacen de la NFL, la mejor liga del mundo. En el ómnibus de EZ Stadiums, esta vez nos metemos en el Paul Brown de Cincinnati.

El Paul Brown Stadium es la casa de los Cincinnati Bengals. Fue inaugurado en el año 2000, tras la decisión del Condado de Hamilton de financiar dos estadios para las principales franquicias deportivas de la ciudad : los Reds, equipo de Baseball, y los Bengals, equipos que hasta ese momento compartían el Riverfront Stadium (Cynergy Field)

La cercanía entre el Paul Brown Stadium y el Great American Ball Park, en una vista aérea desde el río Ohio. Foto: Great Runs

La construcción del inmueble fue otorgada a la empresa NBBJ Sports entertainment y el diseño original pertenece al arquitecto Dan Meis. El Paul Brown tiene el privilegio de ser el único estadio en la NFL con un premio de Honor de la AIA (American Institute of Architecture) y es una de las tres estructuras deportivas que ingresaron entre los 150 edificios preferidos en los Estados Unidos, según una encuesta de la misma institución.  Solo el Wrigley Field y el antiguo Yankee Stadium comparten esa distinción.

Con una capacidad para 65,535 espectadores, “su diseño dinámico y deconstruido, evoca la fuerza y la velocidad inherentes al deporte del football”, según palabras de Meis.

El estadio está planificado para sacar el máximo rédito de su ubicación. Un perfil observa la silueta de la zona céntrica de Cincinnati y el otro se recuesta sobre la ribera del Río Ohio. Las esquinas abiertas del Paul Brown, permiten contemplar un horizonte espléndido. 

Imagen exterior del Paul Brown Stadium en la que se puede apreciar la esquina abierta hacia la ciudad de Cincinnati. Foto: Meisstudio.com

El 19 de agosto del año 2000 vio su primer partido, un encuentro de pretemporada entre los Bengals y los Bears con triunfo 24-20 para los locales. A partir de entonces, el PBS, como se lo conoce por sus iniciales, vio el vaivén de un equipo cuyas mejores temporadas son parte del arcón del demolido Riverfront.

Los recuerdos, piensan muchos de los simpatizantes Bengals, es un ítem en la columna del debe en el libro del Paul Brown. El estadio no refleja en su interior la historia de la franquicia. Sin museos ni estatuas que en la entrada, el pasado no es parte del presente en el estadio.

Por otra parte, muchos opinan que es un monstruo helado de concreto que no refleja el entusiasmo de la parcialidad. Los asientos verdes, tal vez, sea el motivo de mayor crítica que los aficionados le hacen al estadio.

Los asientos verdes del Paul Brown Stadium son motivo de polémica entre los aficionados, que no ven en esa tonalidad opaca el colorido que caracteriza a la franquicia.  Foto:VividSeats

En la actualidad, el estadio atraviesa una crisis de mediana edad. Una franquicia, una ciudad y una afición están alertas. El mercado de Cincinnati es pequeño para la inversión que requiere una franquicia de la NFL.

La vorágine tecnológica tiende a proclamar vetustos, escenarios perfectamente útiles. Para los cánones de la NFL, el PBS es un estadio antiguo que necesita urgentes refacciones.

La inversión millonaria en gran parte saldría del bolsillo de los contribuyentes, por lo que existen fuertes disputas por el futuro del inmueble.

“Go @Bengals”, tuiteó Mike Moroski, miembro de la Junta Escolar de Cincinnati y prominente demócrata. “En serio, solo vete. (Oh, pero por favor paga todos tus impuestos a la propiedad antes de irte, ya sabes, para los niños y todos los otros servicios que cambiaste para formar un equipo perdedor construido sobre la codicia de un hombre)”.

Si bien no es la opinión mayoritaria, la mudanza juega su papel en el abanico de opciones. ¿Remodelar? ¿Construir otro estadio? ¿Compartir con el FC Cincinnati?

De aquí a que venza el contrato la danza de especulaciones va a circular fuerte por la ribera del Ohio. Mucho dependerá de lo que puedan hacer Joe Burrow y sus muchachos, para aclarar el destino.

A diferencia de la mayoría de las franquicias, los Bengals es el negocio familiar de los Brown. Una inversión que no tiene otro negocio que el football.

Mientras tanto, el Paul Brown sigue en pie y recuerda la memoria de quien fuera el fundador y primer HC de los Bengals. “Nos gusta el hecho de que el nombre de nuestro estadio honra la tradición de la NFL”, dice Mike Brown, hijo de Paul y GM de los Bengals.

Paul Brown, mítico entrenador del football, fundador y primer HC de los Cincinnati Bengals.
Foto: Fefy Life

Sea cual fuere su futuro, el estadio ya es un ícono de la NFL. Su diseño y belleza no van a ser olvidados porque ya son parte de la cultura.

.Vista exterior del PBS, junto al Clay Wade Bailey Bridge y frente a la silueta de Cincinnati. Foto: NBBJ.com

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más populares

To Top