Lo que dejó el 2021

La temporada 2021-22 de los Falcons fue cambiante y extraña. Si bien recién quedaron fuera de la pelea por los playoffs en la anteúltima jornada, sus chances reales se esfumaron mucho antes. Su récord de 7-10 se construyó a base de victorias contra equipos inferiores. La fuerza de victoria de Atlanta (.315) fue la peor de toda la NFL. Aun así, para un entrenador en jefe novato, como lo fue Arthur Smith, acumular éxitos es fundamental, sin importar contra quién sean.

Más allá de su marca, los Falcons encontraron en este año muchas piezas para construir hacia el futuro, comenzando por su MVP del 2021, Cordarrelle Patterson. El veterano llegó de estar limitado a devolver patadas en Chicago y Arthur Smith encontró en él una navaja suiza. Lideró al equipo en yardas terrestres (618), intentos de acarreo (153) y anotaciones totales (11). Además, terminó 3ero tanto en recepciones (52) como en yardas de recepción (548). Dentro de un ataque tan opaco, Patterson se las ingenió para brillar a lo largo de todo el año.

Chris Lindstrom fue otra de las gratas sorpresas de la temporada en ofensiva. El guardia derecho, seleccionado en el puesto 14 del Draft 2019, no permitió una sola captura en todo el año y sólo cometió 2 infracciones en los 17 partidos. De los 84 guardias considerados por PFF, finalizó 6to con una calificación de 84.1. En general, Lindstrom mostró una notoria mejoría con respecto a la temporada anterior y se posiciona como uno de los pilares de este equipo.

La medalla de bronce en ataque fue para el novato Kyle Pitts. Los Falcons apostaron a lo grande al tomar un TE con la cuarta selección global pero su apuesta pagó dividendos, liderando al equipo en recepciones (68) y yardas de recepción (1026). Así, se convirtió en el segundo TE novato en superar las 1000 yardas en la historia de la liga y no tuvo pérdidas de balón. 1000 yardas y manos seguras, ¿Qué más se puede pedir de un ala cerrada? Que sea determinante en zona roja, y esa es la cuenta pendiente de Pitts, que tuvo solo una anotación.

Pitts será una pieza clave en los próximos años (Atlanta Falcons)

La unidad defensiva fue sin lugar a duda una de las peores de la liga. Le anotaron la 3era mayor cantidad de puntos (459/ Lions 467, Jets 504) pero lo que realmente preocupa es que registraron un total de 18 capturas. Para poner en contexto, TJ Watt alcanzó las 22.5 por su propia cuenta. Sumar jugadores que puedan ir tras el mariscal rival es una prioridad para Atlanta en esta temporada baja.

Si bien la defensa fue floja a lo largo de toda la temporada, tienen algo a lo que aferrarse de cara al año que viene. AJ Terrell fue una verdadera estrella de la liga en su segundo año. Permitió 29 recepciones en 66 pases lanzados al receptor al que él marcaba y en ellas, un total de 200 yardas y 3 anotaciones. Su peor juego fue ante los New England Patriots (4 recepciones, 32 yardas). Según las calificaciones de PFF fue el tercer mejor esquinero de la temporada. La selección de primera ronda del 2020 demostró por qué los Falcons invirtieron en él.

Por otro lado, Foyesade Oluokun terminó la campaña como el jugador con más tackles de toda la liga. Quizás su temporada no fue la mejor, pero fue una máquina de derribar rivales y, todo coordinador defensivo valora a ese tipo de jugadores.

El capital

El GM de los Falcons, Terry Fontenot, tendrá algo de trabajo en esta offseason. Claro está que el equipo necesita incorporaciones pero antes de pensar en los posibles refuerzos, los Falcons deben reestructurar algunos contratos para liberar espacio en el tope salarial. En parte gracias a los más de US$ 15M de impacto que tiene el contrato de Julio Jones, los Falcons están US$ 1M por encima del tope. Son el 4to equipo con más dinero muerto, detrás de Texans, Eagles y Jaguars.

En cuanto al draft 2022, Atlanta tiene en su poder 7 selecciones. El único cambio con respecto a las 7 originales que obtiene cualquier equipo es que, en lugar de su 7ma ronda, los Falcons tienen a disposición otra 2da ronda, cortesía de los Titans y de Julio Jones. Su selección más alta es la 8va global.

Dos grandes incógnitas

Hoy por hoy, los Falcons tienen 2 nombres “conflictivos” en torno a quienes tienen que tomar decisiones de cara a la próxima temporada. Matt Ryan y Calvin Ridley. Distintos medios partidarios han informado que el futuro de uno de los dos estaría en la franquicia, pero el del otro no.

AF_20210527_OTAs_DW1_1716_16x9web
Ryan volvería para su 15ta temporada. (Atlanta Falcons)

En su temporada número 14, Matt Ryan tuvo números aceptables (375/560, 3968 yds, 20 TD, 12 INT). Lejos está de aquella temporada de MVP, pero fue más que respetable teniendo en cuenta el talento a su alrededor. Los reportes indican que la intención sería traer a Ryan para, al menos, un año más. Esta pareciera ser la decisión correcta. Esta clase de draft no tiene ningún prospecto que amerite darle las riendas del equipo de entrada y Atlanta no tiene el capital para buscar un mariscal de primer nivel.

El caso de Calvin Ridley es más delicado. Tras la salida de Julio Jones quedó como uno de los grandes nombres en el ataque de Atlanta. Se preveía una gran temporada de él pero terminó decepcionando. Solo jugó 5 partidos y en ninguno de ellos superó las 100 yardas. Sus números (31 recepciones, 281 yardas, 2 TD) ni se acercan a lo que se espera de un WR1. Luego, la salud mental le jugó una mala pasada y tuvo que alejarse de la cancha. Todo indica que en 2022 Ridley no será parte del plantel de los Falcons.

Prioridades

Lo primero que debe hacer Atlanta es renovar el contrato de Patterson. Con los problemas ofensivos que han tenido, no se pueden dar el lujo de dejar ir a su mejor jugador. Una vez que solucionen el espacio salarial, la negociación con Patterson debe ser primordial. La gran dificultad es que, con la temporada que tuvo, más de una franquicia se va a interesar en el jugador y si la oferta es alta, los Falcons pueden tener dificultades para igualarla.

Falcons RB/WR Cordarrelle Patterson inactive vs. Patriots
Cordarrelle Patterson fue el mejor jugador del equipo. ¿Podrán renovarle? (NFL)

Más allá de lo que pase con Patterson, los Falcons tienen que sumar playmakers a su plantilla. Russell Gage Jr y Olamide Zaccheaus también serán agentes libres. Si bien mostraron ser buenos acompañantes, ninguno pudo dar un paso al frente y adueñarse del puesto de primer receptor. Por eso, aún si renuevan, Atlanta necesita incorporar alguna amenaza aérea que le saque miradas de encima a Pitts y Patterson, sea en el draft o en la agencia libre.

Además de un receptor, los Falcons están obligados a traer a alguien que ponga presión al mariscal rival. El líder en capturas del 2021 fue Dante Fowler Jr. con 4.5 y su contrato también expira. Sin importar qué decidan hacer con Fowler, tienen que conseguir a un caza mariscales de primer nivel. Si vuelven a terminar con menos de 20 capturas va a ser muy difícil que puedan aspirar a llegar lejos.

Por último, no es una prioridad traer un QB pero sí pensar en un plan de sucesión para Matt Ryan. No es ningún secreto que está transitando sus últimos años en la liga y ni Feleipe Franks ni Josh Rosen parecen ser la respuesta al vacío que va a dejar el mejor QB de la historia de la franquicia.

Otras necesidades: S, CB, LB, RB,

Objetivos 2022

Falta una eternidad para que inicie la nueva campaña de la NFL y no sabemos qué puede pasar en ese tiempo. Pero el principal foco de los Falcons debe ser mejorar la fuerza de victoria. En otras palabras, tienen que aprender a competir con los mejores equipos. No pueden depender de un calendario fácil ni limitarse a ganarle a los peores equipos de la liga. La sencillez con la que perdieron contra equipos de playoffs fue preocupante y es algo en lo que están obligados a mejorar.

Por otro lado, tienen que seguir desarrollando a los jugadores jóvenes y armar una buena base de cara al futuro. En Pitts, Lindstrom y Terrell encontraron los cimientos de su equipo. Sobre ellos deben construir y seguir sumando jugadores con proyección y que puedan consolidarse como titulares.

De todas formas, cada año es una historia diferente y cualquier equipo puede pasar de los primeros puestos del draft a postemporada. Aún si cuesta verlo, la posibilidad está. Con algunas incorporaciones este equipo de Falcons podría colarse en los playoffs. Incluso pueden llegar a pelear por el título divisional, en especial si Brady no vuelve a Tampa Bay.

Falta mucho para que los Falcons vuelvan a disputar un partido. Cuando lo hagan, tendrán la ilusión intacta. Hasta entonces, Terry Fontenot y Arthur Smith tienen mucho trabajo por hacer.

Rumbo al 2022: Atlanta Falcons

Más populares

To Top