College

La NCAA y una decisión histórica.

El deporte colegial ha cambiado para siempre. Desde el 1 de julio de este 2021, los atletas universitarios podrán hacer uso de su nombre, imagen y semejanza (en inglés “Name, Image & Likeness” también conocidas como NIL) para generar ingresos económicos. Una decisión que ha hecho ruido en el mundo deportivo y que da comienzo a una era totalmente nueva.

Era cuestión de tiempo. La situación llevaba años en el ojo de la tormenta y la NCAA parecía no dar el brazo a torcer. Distintos estados a lo largo del país, como por ejemplo California, habían creado leyes que prácticamente prohibían que la NCAA regule a los estudiantes de esta forma. Pero claro, como todo proyecto de ley llevaría algunos años en hacerse oficial. En los Estados Unidos es un derecho hacer uso del nombre e imagen propios, algo a lo que todos los estudiantes-atletas renunciaron a la hora de comenzar sus carreras universitarias. La entidad madre estaba contra las cuerdas y tarde o temprano el cambio llegaría. Los tiempos son otros, el crecimiento exponencial de las redes sociales ha puesto la voz de cientos de atletas en alto y la NCAA finalmente tomó la decisión. “Es un día importante para todos los deportistas universitarios ya que todos podrán sacar provecho de su nombre o imagen”, sentenció Mark Emmert, presidente de la NCAA. 

Esta decisión abre un abanico muy extenso de oportunidades para los atletas. Los acuerdos con distintas marcas, la monetización en redes sociales e incluso construir un negocio propio son algunas de las variantes que tendrán a disposición. Pero claro, no habrá libertad al 100% para los atletas. Cada estado tiene sus propias normas y las mismas universidades se manejan con distintas políticas que los alumnos deben seguir. Por ejemplo, promocionar alcohol o tabaco no está permitido en algunos casos. Otra área que deberán respetar es la de las marcas deportivas. Esto quiere decir que a la hora de firmar un acuerdo económico, este no deberá poner en conflicto los patrocinios de la universidad. Por ejemplo, si un equipo es patrocinado por Nike, el atleta no podrá utilizar ropa de la marca Adidas el día de partido. 

Algo que vale la pena remarcar ya que es un tema del cual se hablo mucho es que las universidades no podrán pagarle a los jugadores por hacer uso de su nombre, imagen y semejanza. Sigue estando prohibido por la NCAA y en varios estados por leyes formales. 

Varios son los jugadores que ya comenzaron a aprovechar esta nueva regla. El primero en anunciarlo fue Graham Mertz, QB de Wisconsin quien lanzó su propia marca comercial. Otro fue Spencer Rattler, para muchos el mejor QB de cara al Draft del 2021 y la futura “primer selección”. El mariscal de Oklahoma además anunció que parte de los ingresos económicos serán donados para personas en necesidad. D’ Eriq King por su parte hizo oficial la firma de un acuerdo con College Hunks en donde recibirá $20.000. La lista de jugadores se irá haciendo cada vez más larga con el paso del tiempo. El deporte colegial ha cambiado para siempre…

Foto: Sporting News.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más populares

To Top