Noticias NFL

Las franquicias obligadas a cumplir con el plan de vacunación

Web-210526-NFL-logo

La NFL obligará a las franquicias a completar el plan de vacunación para evitar duras sanciones pesar del temor de algunos de los jugadores. Fotografía: USA TODAY

En la tarde del Jueves, la NFL informó que sancionará deportiva y económicamente a toda franquicia que presente un brote de Covid en jugadores no vacunados y a todo equipo cuyo partido sea necesario reprogramar pero sea imposible hacerlo dentro del calendario estipulado. ¿Qué hay detrás de esta medida? 

Si hay algo que es cierto en esta nueva temporada es que la NFL no quiere sufrir las consecuencias del Covid. La liga fue la envidia de las demás disciplinas en el 2021, cuando finalizó la temporada sin la necesidad de reducir el calendario ni de aplicar un sistema de burbujas, como así lo hicieron la NBA y la MLB. Ya con la existencia de un plan de vacunación, la liga no se puede permitir cometer los errores que no se cometieron en el pasado y busca evitar la suspensión o la reprogramación de juegos. 

En este sentido, la NFL en el día jueves y mediante un memo, responsabilizó de manera directa a las franquicias por las consecuencias que puedan llegar a ocurrir producto de los jugadores que se niegan a vacunarse.  Siendo así, la liga se desprende de cualquier responsabilidad y le pasará el balón a las franquicias que deberán vacunar al roster para evitar las posibles sanciones. De esta manera, la medida está lejos de ser una amenaza para los jugadores, cosa que la liga ya realizó hace aproximadamente un mes al modificar los protocolos en los entrenamientos

Como informó Tom Pelissero, las presentes sanciones se aplicarán siempre y cuando el partido deba suspenderse a causa de un brote en jugadores no vacunados y el encuentro a disputarse no pueda ser reprogramado. En caso contrario, si el encuentro es suspendido por una autoridad gubernamental o por decisión del propio comisionado no correrán las mismas. Tampoco si el brote se da en jugadores vacunados.

Leonard Fournette es uno de los últimos (o primeros) jugadores en mostrarse en contra de la decision de la NFL. Fotografia: Kim Klement-USA TODAY Sports

En el primer caso, si no es posible reprogramar el partido, el equipo que presente el contagio perderá el encuentro, y deberá resarcir las pérdidas económicas. Además, los jugadores de dicho equipo podrán perder su salario semanal. Por su parte, la NFL se hará responsable en minimizar el impacto económico y competitivo de la franquicia rival. Esto último, se expande hacia ambos equipos solo en el caso que el brote se produzca en jugadores vacunados. 

A dos semanas del inicio de la pretemporada, esta resolución no presenta ningún inconveniente. Hasta el momento, casi el 80% de los jugadores se encuentran con al menos una dosis aplicada, y casi la mitad de las franquicias tienen más del 85% de su roster inoculado. 

Por su lado, ya no sólo Cole Beasley se mostró en desacuerdo con imponer de manera indirecta la vacunación. Al receptor de los Bills, ya se le sumaron el flamante refuerzo de los Patriots, Matt Judon, el receptor abierto DeAndre Hopkins, Saquon Barkley, y el ya comentado corredor de los Bucs. En el caso del receptor de los Cardinals, no se mostró en contra de la vacunación, sino que su fundamento es el temor a sufrir un efecto secundario. Por otro lado, y ya manifestado por este ultimo, es que los jugadores se sienten presionados y responsables de que su decisión personal se transforme en una carga para el equipo.

Hasta hoy, los jugadores que no deseaban vacunarse debían cumplir solamente con los protocolos establecidos para el campo de entrenamiento y para los viajes correspondientes a la temporada. Ahora, una decisión personal se puede transformar en una derrota. Todo indica, que a semanas del inicio de la pretemporada comenzó una nueva novela en la NFL.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más populares

To Top