NFL

Las lesiones complican a los Rams

Foto: AP

Este pasado tres de diciembre, el Quarterback titular de los Rams, Matthew Stafford, fue colocado en la lista de lesionados del equipo, finalizando así su irregular temporada. El QB disputó nueve de los doce partidos que jugaron los Rams hasta el momento, aportando tan solo 10 touchdowns y 8 intercepciones. Ahora deberá recuperarse para ya pensar en la próxima temporada. Tanto John Wolford como Bryce Perkins ocuparon el puesto de QB1 en los partidos que no jugó Stafford, aunque ninguno pudo darle al equipo una victoria.

La franquicia angelina está atravesando un difícil momento, y la defensa al título no podría ser peor. Actualmente se encuentran últimos en la NFC West, con un récord de 3-9, el tercer peor de toda la liga. Su última victoria fue en la semana 6 frente a los Panthers. Luego vino su bye week y, desde entonces, no han podido ganar ningún partido. En cualquier otro momento, esto le daría al equipo la tercera elección del próximo draft, pero el famoso trade por Matt Stafford dejó sin picks de primera ronda a los Rams por dos años consecutivos, por lo que ese valioso pick del próximo draft irá para los Detroit Lions.

Los Angeles ha tenido un año muy complicado, y las lesiones son la razón principal de esta caída. Las estrellas del equipo, que la temporada pasada ayudaron a la franquicia a lograr su segundo anillo en la historia, sufrieron lesiones que los alejaron de las canchas por varias semanas. Tal es el caso de Cooper Kupp, el WR estrella de la franquicia, quien sufrió un esguince de tobillo en la semana 10 durante el enfrentamiento contra los Cardinals y debió someterse a una cirugía que le hará perder gran parte de la temporada, e incluso podría no volver hasta el próximo año.

Otro de los pilares del equipo que estuvo luchando con las lesiones es el DT Aaron Donald. El tres veces elegido como jugador defensivo del año también sufrió un esguince en el tobillo, en este caso en la semana 12 frente a los Chiefs, y podría perderse varias semanas. Sin embargo, su lesión no parece del todo grave y se espera que vuelva en algún momento de esta temporada sin importar el récord de la franquicia.

Como mencioné previamente, los Rams no ganan desde la semana 6 y acumulan seis partidos sin ganar. Por si fuera poco, quedan tan solo cinco partidos para que termine la temporada, y las ilusiones para entrar a playoffs se van desvaneciendo. Además, serían el primer campeón defensor desde los Broncos del 2016 en no clasificar a Playoffs. Se necesitará un milagro para ver este año a Sean McVay y los suyos clasificar a la postemporada. Una línea ofensiva muy floja y lesiones determinantes han hecho sufrir a Los Angeles durante esta larga temporada y muchos deciden ya enfocarse en el año próximo.

Las lesiones complican a los Rams

Más populares

To Top