NFL

Lo mejor y lo peor: AFC Este

La OL de Bills junto con la DL de Dolphins en la Scrimmage Line en su partido de la Week 2 de la temporada 2020

En la tercera edición de «Lo mejor y lo peor» repasamos a la que a priori parece ser una de las divisiones más desniveladas de la liga, pero que podría convertirse en la más competitiva en los próximos años.

Buffalo Bills

MVP: QB, Josh Allen (4,950 yardas, 40 TD, 10 INT y 380 YDS, 5 TD)
El candidato a MVP de la última temporada, Josh Allen, realizando un ejercicio durante el Training Camp de Bills (Créditos: AP Photo – Jeffrey T. Barnes)

No es sorpresa para nadie que el mejor jugador de los últimos años de esta escuadra ha sido su QB. El egresado de Wyoming supera las estadísticas de su temporada anterior gracias a la química que logrará con todos sus receptores, siendo que dos de ellos superan las mil yardas por recepción, consiguiendo con ello colocarse en la conversación para ser el MVP de esta temporada.

Rookie Of The Year: EDGE, Gregory Rousseau (30 tackles totales, 5 para pérdida, 4 Sacks)

Si bien fue cuestionado el pick de los Bills al fichar a Rousseau en primera ronda debido a que decidió no competir en 2020, con un inicio lento y pocos snaps las primeras semanas, el novato de la Universidad de Miami aprovecha su tamaño y excelentes condiciones físicas para cerrar fuerte la temporada, convirtiéndose de ser promesa a una grata realidad, demostrando que Beane no se equivocó al lanzar los dados a su favor.

Sleeper: WR/KR/PR, Márquez Stevenson (476 yardas totales, 3 TDs)

Conociendo la tendencia del coordinador ofensivo Brian Daboll por manejar un amplio esquema ofensivo que maneja jugadas reversibles, jet sweep, pases pantalla y de engaño, Marquez Stevenson encaja perfecto en dicho play book.

Poseedor de una gran velocidad como su mayor virtud, también cuenta con notable capacidad para ganar yardas después de la recepción. Pero sus cualidades de juego no sólo se limitan a la ofensiva sino que puede sumarse como un arma más para los equipos especiales, ante la salida de Andre Roberts, puede convertirse en uno de los regresadores de patada más peligrosos de la liga.

Decepción: WR, Cole Beasley (411 yardas, 3 TDs)
El WR de los Bills, Cole Beasley, hablando en conferencia de prensa ante los medios luego de un entrenamiento del Training Camp (Créditos: Jeffrey T. Barnes – The Dallas Morning News)

Con una pretemporada en la que acaparó reflectores derivado de su negativa a cumplir con los protocolos de vacunación impuestos por la Liga, es sabido que dichas distracciones no terminan bien. Si bien es cierto este veterano receptor se había convertido en uno de los objetivos favoritos de su Quarterback en momentos apremiantes, su participación se verá disminuida y se quedará muy por debajo de las estadísticas generadas en las últimas temporadas en Buffalo, teniendo la peor de sus campañas en esta organización.

Miami Dolphins

MVP: WR, Jaylen Waddle (79 Recepciones, 987 Yardas Recibidas, 7 TDs)
El WR #17 Jaylen Waddle recibe un pase de su ex QB en Alabama #1 Tua Tagovailoa durante los OTAs en mayo de este año (Créditos: Jim Rassol – USA Today Sports)

Tua Tagovailoa ya no tiene más excusas este año, la directiva le ha puesto sobre la mesa  armas de sobra para que el joven quarterback demuestre por qué lo eligieron 5to en el draft de hace dos años. Una de estas armas es Jaylen Waddle, quien es además ex compañero de Tua en Alabama. Waddle, deberá causar impacto desde el inicio, y con todas las destrezas físicas y el potencial que tiene se espera que así sea. Dentro de un buen grupo de receptores, Jaylen encontrará esa conexión distintiva con su mariscal de campo, lo cual lo convertirá en su objetivo número uno y así en el MVP de los Dolphins en una muy buena temporada.

Rookie Of The Year: DE/OLB, Jaelan Phillips (44 tackles, 8 sacks, 7 tackles por yardas perdidas, 2 pases desviados, 12 QB Hits y dos fumbles)

Jaelen Phillips llega a Miami con muchísimas expectativas, el mejor alero defensivo del collage del último año aterriza en un equipo cuyo principal problema defensivo era generar presión y no darle tiempo al quarterback para lanzar o correr el balón. Phillips formará una gran dupla con Emmanuel Ogbah desde los extremos, y hará de esta defensa que de por sí ya es buena una aún más letal. 

Sleeper: OLB Andrew Van Ginkel (47 tackles, 3 sacks, 3 tackles para pérdida, 3 pases desviados, 8 QB Hits)
El LB # 43 Andrew Van Ginkel devuelve un fumble para un TD de 78YDs mientras es seguido por sus compañeros #40 Nik Needham, #55 Jerome Baker y #94 Christian Wilkins, y el #11 Josh Reynolds, en la victoria 28-17 ante Rams (Créditos: Allen Eyestones / The Palm Beach Post)

Andrew Van Ginkel viene de ser una de las sorpresas del año en Miami, un jugador que al principio solo se le veía como de rotación, Van Ginkel fue con el paso de la temporada haciendo méritos para jugar cada vez más snaps. Con un muy buen IQ defensivo, gran lectura del juego y una excepcional habilidad física, Andrew se ha convertido en una pieza muy importante para el esquema del coach Flores, y se espera que para esta nueva temporada su desempeño sólo progresará. 

Decepción: C Matt Skura

Los Dolphins necesitaban reforzar el interior de su dudosa línea ofensiva, y para esta nueva temporada contactaron con los servicios de Matt Skura, quien llega de los Ravens. Para ir al grano, Skura no es alguien que Miami necesita, a sus 28 años de edad Skura nunca ha demostrado ser un centro confiable ni duradero, por lo que no se puede esperar mucho de él. Su paso por Miami será casi fantasmal, y se espera que luego de una campaña Matt salga del equipo de la Florida.

New England Patriots

MVP: RB, Damien Harris (221 acarreos, 957 yardas, 5 TDs; 8 recepciones, 65 yardas, 1 TD)
El RB #37 Damien Harris corres con el balón durante el Training Camp en el Gillette Stadium en Foxborough, Massachusetts (Créditos: Kathryn Riley/Getty Images)

Quitandole y con méritos el puesto de RB1 a Sony Michel, Harris tomará el liderazgo de un completo cuerpo de corredores en New England. Viendo como en los últimos años la ofensiva se ha transformado en un sistema de Run-Heavy, y ante incertidumbre en el QB (mal nivel de cam o el año rookie de Jones) y una OL renovada (la vuelta de Andrews y Brown como destacados) podría convertirse en lo mejor de los Pats.

Rookie Of The Year: DT, Christian Barmore (25 tackles totales, 7 para pérdida, 3 Sacks)

Si Jones logra ganar la pulseada a Cam y Stidham en el training camp es el mayor candidato a ser el ROTY, pero hasta que no inicie un juego el candidato es su el DT ex compañero suyo en Alabama.

En un equipo que se caracteriza por hacer rotar la DL a lo largo de los partidos y la temporada, y ante el cambio en el sistema defensivo (de 4 DLs y 3 LBs [conocido como 4-3] a 3 DTs y 4 LBs [conocido como 3-4]) y la salida del DE John Simon, Barmore tendría el rodaje suficiente para alcanzar buenos números.

Sleeper: WR/PR, Gunner Olszewski (1246 yardas totales, 3 TDs)

Los Patriots son, al menos desde la llegada de Slater en 2008, uno de los mejores en cuanto a equipos especiales se refieren, y a lo largo de los años han sabido aprovechar a cada jugador que ha pasado tanto por la ofensiva como por ST (véase Edelman, Lewis y Patterson). Olszewski viene de una buena temporada, y que si bien su producción en ofensiva ante las firmas de Agholor y Bourne se puede ver mermada, su aporte en los equipos especiales demostrará porque fue seleccionado como PR del primer equipo All-Pro

Decepción: QB, Cam Newton (641 yardas, 6 TDs, 8 INTs; 50 acarreos, 241 yardas, 4 TDs)
Cam Newton intenta un pase durante uno de los entrenamientos del Training Camp (Créditos: AP Photo – Steven Senne)

Si bien no se cuenta con las expectativas que se tenían el año pasado sobre él, aun así será parte del porque el equipo se verá limitado en la ofensiva, a pesar de una mejor OL y mejores receptores. Nuevamente la falta de criterio al tomar decisiones perjudicarán al equipo, por lo que es probable que para la mitad de temporada Jones o Stidham sean titulares.

New York Jets

MVP: OT, Mekhi Becton (4 QB Hits y 1.5 Sacks permitidos)
El OT #77 Mehki Becton durante el Training Camp de Jets (Créditos: Jetswire)

El tackle ofensivo de primera ronda del 2020 ha dejado una buena impresión en el equipo, a pesar de perderse algunos juegos de la temporada pasada, pero eso no reduce el talento que demostró en los juegos que estuvo. Su potencial puede llevarlo a nombrarse como el mejor tackle de su generación y uno de los mejores jugadores de su posición. Un liniero como Becton puede hacer la diferencia en la ofensiva de los Jets considerando que es una ofensiva renovada y joven, además de ser el que cuide del lado ciego del novato Zach Wilson. Debemos esperar que las lesiones no limiten al jugador este año porque puede que veamos una temporada destacable para Becton, y que si sigue un ritmo constante, puede que sea uno de los mejores jugadores en los Jets de Nueva York. 

Rookie Of The Year: OT/OG, Alijah Vera-Tucker (6 QB Hits y 2.5 Sacks permitidos)

Nueva York se ha enfocado en fortalecer la línea ofensiva para desarrollar a su nuevo quarterback. Con su segunda selección de primera ronda tomaron a Alijah Vera-Tucker, uno de los mejores linieros ofensivos de la generación de este año. Independientemente de la posición en que se desarrolle (Tackle o Guardia), suena a que jugará un papel muy importante en la ofensiva desde su primera aparición, ya que compartirá el terreno con Mekhi Becton, otro gran talento en la línea ofensiva. Veremos muchos cambios ofensivos en el equipo de Nueva York, y todo comienza en los encuentros en la línea; Vera-Tucker promete mucho talento para que el nombre de los Jets vuelva a sonar como uno de los mejores. 

Sleeper: DT, Quinnen Williams (3 Sacks, 5 QB Hits)
El DT #95 de Jets, Quinnen Williams, sackea al QB de Bills, Josh Allen (Créditos: Rich Barnes – USA Today Sports)

Actualmente, el Tackle Defensivo se está recuperando de una lesión que lo ha dejado fuera de los entrenamientos en el offseason. En ocasiones, recuperarse de una lesión significa sacrificar el ritmo que el equipo lleva con los demás jugadores y eso se refleja en los encuentros, en especial con jugadores defensivos. El liniero defensivo deberá demostrar que el tiempo dentro de la lista de lesionados no afectará su ritmo de juego que ha ido en aumento en sus recientes temporadas, pero tampoco nos dice que se despida por completo de la temporada porque, de ser así, sería un golpe muy duro en la carrera de Williams.  

Decepción: WR, Corey Davis (38 Recepciones, 611 YDs, 2 TDs)

Durante la agencia libre de este año contrataron los servicios del ex receptor de los Titans, Corey Davis. A pesar de no ser un hombre destacable en la ofensiva de Tennessee, traer un WR a los Jets sonaba muy lógico considerando que tomaron un mariscal en primera ronda y que deberían de conseguir a alguien que atrape los pases. La mala noticia es que Davis no suena como un hombre que sea tu primera opción para entregarle el balón, cuestión que veamos una baja de juego para el jugador. Tal vez, Zach Wilson busque otra opción para poner el balón y por eso consideramos que Corey Davis no sea un jugador importante en la ofensiva de los Jets.

Nota escrita por: Hanzel Holtzheimer (Bills), André Tillit (Dolphins), Alvaro Torres Swanston (Patriots) y Alfredo Gayosso (Jets).

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más populares

To Top