dificil ganar nfl
NFL

¡Qué difícil es ganar en la NFL!: Semana 2

Es difícil ganar en la NFL. Semana a semana y a veces con muchísima más anticipación, intentamos predecir ganadores y perdedores de los encuentros, la cantidad de puntos que hará cada equipo y hasta quienes serán los jugadores que se van a destacar. Pero estoy seguro que en la NFL es uno de los deportes en el que más resultados impensados se dan, donde la paridad le gana a la teoría y donde las apuestas nos dejan con un sabor amargo.

Acaba de terminar la semana 2 de la temporada 2021/2022 de la NFL y no salgo de mi asombro por algunos resultados. Este deporte es realmente maravilloso. Fue un fin de semana lleno de emociones, de partidos definidos de manera increíble e impensada, de sorpresas y decepciones.

Hace un tiempo me quedo resonando en la cabeza algo que repetía Catanovski (si no lo seguís te recomiendo hacerlo) sobre lo difícil que es ganar en la NFL. Y este fin de semana fue una nueva expresión de esa frase. En esta liga jamás hay que dar por supuesto un resultado abultado, un dominio aplastante, aunque jueguen el mejor del momento contra el que peor lo está haciendo. Esos mejores terminan ganando de manera ajustada, sufriendo mas de la cuenta o incluso acaban derrotados muchas veces. Lo vemos todos los fines de semana, no hay que ser muy rebuscado para encontrar encuentros que se den de esta manera.

Quiero hacer un repaso de los partidos que más impactaron esta semana por lo cerrados, por la dificultad y también por la sorpresa que se pudo haber dado.

Steelers – Raiders

Raiders venía de un upset contra los Ravens en semana 1. Ganaron contra uno de «los candidatos» al comienzo de temporada limitándolos en todas sus fases de ataque.

Steelers por su lado, derrotó en semana 1 a Bills en otros resultado sorpresivo. Sí, a esos Bills candidatazos a luchar por ser campeones de la AFC y llegar al superbowl.

Llegaban de esta forma al encuentro con unos Steelers candidatos en todo aspecto, desde las apuestas hasta en los papeles de todo analista. Pero fue esta una de las sorpresas de la semana. Los de Las Vegas no dieron posibilidad alguna a los de Pittsburgh, los dominaron durante todo el partido y terminando ganando 26-17 con muchísima autoridad. ¿Quién diría que los Raiders iban a bajar a Ravens y Steelers en semanas consecutivas y comenzar con 2-0 esta temporada? Creo que casi nadie.

Pase de 61 yardas para TD de Derek Carr a Henry Ruggs

Titans – Seahawks

Luego de un debut espantoso en la semana 1 ante los Cardinals los Titans visitaban Seattle con todas las de perder y por amplia diferencia. Y fue así como comenzó el partido, con los locales dominando claramente el encuentro de la mano de Wilson, Lockett y compañía. A la mitad del encuentro los Seahawks habían logrado frenar a Henry y con facilidad aplastaban a los de Tennessee. El partido estaba terminado para muchos (solo te invito a buscar las reacciones al partido durante ese momento).

Pero es muy difícil ganar en la NFL! Henry se puso el equipo al hombro, logró emparejar las cosas con 3 TDs en esa segunda mitad y sobre el final lograron llevar el encuentro a tiempo extra.

Y en tiempo extra, luego entre polémicas y malas decisiones, los Titans se llevarían un encuentro al cual llegaban como claros candidatos a ser derrotados.

Las apuestas previas al partido favorecían a los Seahawks y lo daban como ganador por al menos un TD.

https://twitter.com/Titans/status/1439738468758818821

Cardinals – Vikings

Respiran los hinchas de los Cardinals luego de un final para el infarto. Los de Arizona llegaban como favoritos luego de aplastar a Titans como ya repasamos antes.

Pero nuevamente las cosas se le pusieron muy difíciles sobre el final y solo un error fue el motivo por el cual Minnesota no se llevó el partido: faltando 4 segundos Greg Joseph no puedo convertir un sencillo Field Goal de 37 yardas que le hubiera permitido a llevarse el partido. ¡Qué difícil es ganar en la NFL!

El FG errado por Joseph (y un relato épico)

Hasta acá un repaso de 3 partidos en los que se podía predecir un ganador claro y sucedieron cosas que llevaron a resultados muy ajustados. ¿El resto de los partidos? Los repasamos en solo algunas lineas:

  • Chiefs – Ravens: los Chiefs llegaban como claros candidatos y Lamar nunca había derrotado a Mahomes. Ganaron las Ravens finalmente.
  • Falcons – Buccaneers: el resultado fue abultado, pero hasta el 4to cuarto unos pésimos Falcons estaban a 3 puntos de los campeones reinantes. No fue fácil para tampa.
  • Panthers – Saints: luego de la paliza de semana 1 de Saints a Packers todos los ponían como candidatos a ganar. Se lo llevaron los de Carolina.
  • Patriots – Jets: como era de esperarse ganaron los Pats a un rival inferior. Pero hasta entrado el 3er cuarto los Jets tenían muchas posibilidades de acercarse en el marcador.

Seguramente me queden algunos partidos afuera, pero hasta acá llegamos por esta semana.

Intentaremos hacer de esto una sección semanal para seguir mostrando lo que dice el título: ¡Qué difícil es ganar en la NFL!

¡Qué difícil es ganar en la NFL!: Semana 2

Más populares

To Top