Draft NFL

Resumen del Draft 2021: Denver Broncos

Surtain II es el seleccionado por los Denver Broncos en el pick 9 global del draft. Foto: Colorado Spring Gazzete

Muchos medios apuntaban a que este sería el draft donde Elway ya no iba a tolerar a Lock y escogería al nueva QB franquicia de Denver; pero el trade por Teddy Bridgewater y los reportes más cercanos a la fecha del draft parecían indicar que Lock tendría una oportunidad más. En la selección número 9 global, los Broncos podrían sacar mucho valor y poder conseguir el talento necesario para competir en una de las divisiones más difíciles de la NFL.

9 (1ra Ronda). Patrick Surtain II, CB, Alabama

Foto: Sports Illustrated

Parecía que con la llegada de Kyle Fuller y de Ronald Darby en la agencia libre el puesto de esquinero estaba cubierto en Broncos, pero el haber firmado solo por un año al primero (A parte de su veteranía) y la falta de profundidad del cuerpo de CBs, dejaba la puerta abierta para reforzar la posición.

Surtain II llegaba al draft siendo el CB1 en la mayoría de big boards y calificado como el más “NFL Ready” del top. Es un esquinero que sobresale en el apartado técnico, un backpedal muy pulido, buen uso de las manos para redirigir/sacar de la ruta a los receptores, físico para la cobertura al hombre y muy bueno en press. Tal vez no tiene el físico de los otros cornerbacks top 3 de la clase (Horn y Farley) o no está tan cómodo jugando off-man y en zona, pero llega a la NFL siendo muy maduro y con demostraciones en college de ser un auténtico shutdown corner.

A pesar de no ser el jugador defensivo número 1 de la clase por un puesto, no hay duda que su talento era de top-10 del draft y en el 9 parece que es un valor adecuado para él. Lo que genera más dudas de esta selección es el hecho de pasar de Justin Fields, uno de los mejores talentos en quarterbacks de los últimos años y más cuando se ha visto que Lock no es una garantía en la posición más importante del deporte.

Calificación: B-

35 (2da Ronda). Javonte Williams, RB, North Carolina

Foto: University of North Carolina Athletics

Los Broncos traspasaron su pick 40 y 114 por el 35 y 219 de Falcons. La salida de Philip Lindsay hacia Texans en la agencia libre y una temporada donde solo Melvin Gordon pudo destacar en la unidad de corredores, indicaba que era una unidad que podía y debía ser reforzada en el draft.

Javonte Williams es un corredor que está acostumbrado a jugar en un comité, lo hizo en North Carolina con el ahora RB de los New York Jets, Michael Carter. Es el típico Power Back que destaca en carreras internas poderosas, con facilidad para romper placajes en campo abierto y un generador de yardas después de contacto. Una de sus grandes ventajas es que está adaptado a convivir en el backfield con otro gran RB (Como lo hará con Gordon) y que no tuvo mucha carga de jugadas en college, por lo que el tema de la durabilidad no será un problema con él al inicio de su carrera.

No es el más rápido en largo, le falta mejorar su lectura, no tiene la capacidad de desprenderse de la marca con algún corte explosivo y no es una posición que se considere “premium” hoy en día, pero no hay duda que en el 35 era el mejor corredor disponible.

Calificación: B

98 (3ra Ronda). Quinn Meinerz, OG/C, Wisconsin-Whitewater

Foto: Begin Steel Curtain

No es ningún secreto que la línea ofensiva interior de Denver no está entre las mejores de la liga. La selección de Lloyd Cushenberry III el año pasado no salió tan bien como se pensaba y Risner Dalton, que jugó de LG en 2020, seguramente pasará a jugar al RT con la salida de Dotson y la lesión de James.

Meinerz es la sorpresa del Senior Bowl. Invitado por Jim Nagy, logró demostrar la potencia y brutalidad que lo caracteriza a los scouts de los diversos equipos de la NFL, saliendo de una universidad de la división III del football colegial. Es una mala bestia y se puede observar en su escaso tape como parecía un adulto jugando con niños pequeños.

Después de su meteórica subida en los big boards, extraña que saliera en el tercer pick compensatorio de 3ra ronda y sobre todo si analizamos que otros IOL con menor cartel salieron antes que él. Necesita madurar técnicamente, ser más disciplinado, mejorar en sus lecturas y demostrar que puede jugar a un nivel más competitivo que el que tuvo, pero en un esquema de gaps es uno de los mejores guardias/centers de todo el draft.

Calificación: B+

105 (3ra Ronda). Baron Browning, LB, Ohio State

Foto: USA Today

La lesión de Von Miller que hizo que se perdiera toda la temporada y la incapacidad del resto de la unidad para sustituirlo, hacía pensar que la posición de LB iba a ser una prioridad en este draft.

Baron Browning era para muchos el 5to o 6to mejor apoyador de toda la clase y verlo caer hasta los picks compensatorios de la tercera ronda fue una gran sorpresa. Tiene el físico perfecto para la posición, ha tenido la posibilidad de jugar en todas las posiciones de LB interior en OSU, posee buena lectura y ha mostrado destellos de ser bueno en cobertura. Sus grandes problemas son la irregularidad de su participación en college y su falta de consistencia snap a snap.

Calificación: A-

(5ta Ronda) 152. Caden Sterns, S, Texas – 164. Jamar Johnson, S, Indiana

La pareja de Justin Simmons y Kareem Jackson nos hacía creer que la posición de safety no sería una unidad a reforzar en el draft, pero en esta y la siguiente selección nos dieron la sorpresa de escoger dos seguidos. Esto puede traer juventud contando que Jackson está firmado sólo por un año y ya es un veterano en la liga.

Tanto Sterns como Johnson son safetys con la versatilidad para jugar tanto como FS o SS, otorgando profundidad y mejorando la calidad de la rotación. Sterns es un poco más pequeño físicamente y está más cómodo jugando en zona; mientras Johnson es bastante largo, físico y es más seguro jugando man-to-man (Puede cubrir TEs y ha demostrado que puede aguantar en el Slot). Se complementan muy bien y aunque necesitan mucho para madurar técnicamente, estar atrás de jugadores experimentados como Jackson y Simmons le vendrá muy bien a Denver.

Ambos son jugadores que se tomaron más debajo de donde se esperaba, especialmente Johnson, y pocas dudas hay de que eran los mejores disponibles en la mayoría de big boards.

Calificación: Sterns C+, Johnson B-

219 (6ta Ronda). Seth Williams, WR, Auburn

KJ Hamler, Jerry Jeudy, Courtland Sutton y Tim Patrick forma un cuerpo de receptores bastante integral, donde parecía que no iba a ver más espacio para otro jugador de la posición.

Seth Williams tiene el físico y las cualidades para ser un receptor X. Destaca como receptor de 50/50, con muy buenas manos y mucha agresividad en las recepciones disputadas. En el apartado técnico necesita mejorar bastante: su release no es el más fino, le cuesta generar separación en espacios cortos y su forma de correr rutas está muy alejada de ser la adecuada. Aunque se esperaba que saliera una ronda antes, el talento que aún había disponible en el board parece indicar que no fue la mejor selección posible.

Calificación: D+

237 (7ma Ronda). Kary Vincent Jr, CB, LSU

Para seguir reforzando la posición después de la selección de Surtain II, Vincent Jr es el escogido para dar profundidad al CB Slot. Rendidor en cobertura en zona al igual que el pick 9 global y con la capacidad para jugar de free safety en un futuro. Más versatilidad para una secundaría que, más allá de tener una intención clara de jugar mucha cobertura al hombre, aún se encuentra en construcción. En séptima ronda es un jugador con mucho valor.

Calificación: C+

239 (7ma Ronda). Jonathon Cooper, DE, Ohio State

Cooper no es el mejor proyecto de Pass rusher salido de Ohio State estos últimos años, pero ha logrado encontrar cierta consistencia en la rotación de una de las mejores unidades de EDGEs en todo el football colegial. Esta última temporada como Redshirt Senior ha podido participar bastante y pudimos ver su increíble motor, su velocidad para cerrar la esquina y sus movimientos de pass rush, sus mayores cualidades.

Para entrar en rotación en situaciones claras de pase es un jugador que puede rendir y su valor en esta altura del draft es más que correcto. Profundidad para la posición.

Calificación: C

253 (7ma Ronda). Marquiss Spencer, DE, Mississippi State

Se perdió su temporada JR por lesión y tampoco demostró en su carrera colegial el potencial necesario para ser regular en la NFL. Desde sus inicios como linebacker interior hasta jugar en como tackle defensivo por momentos en esta última temporada, ha demostrado tener la versatilidad para poder jugar en varias posiciones del front-7. Considerado como UDFA, agarrarlo en uno de los últimos picks de todo el draft tampoco es un problema muy grande.

Calificación: D+

Con todo el talento que quedaba libre en la UDFA, las firmas de Denver no contaron con la calidad que se desearía. Un draft que empezó muy bien pero que se fue desinflando conforme fueron avanzando las rondas, con un gran robo en la selección de Baron Browning y con una decisión en el pick 9 que puede resonar mucho en la franquicia si el nuevo QB de Chicago juega al nivel que muchos esperamos. Parece que hay cierta confianza en Lock.

Calificación general: B-

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más populares

To Top